jueves, 30 de junio de 2016

Jones revela situación embarazosa en el hospital después de la pelea con Gustafsson

Jon Jones pasó una prueba de fuego en el interior del octágono ante Alexander Gustafsson en septiembre del 2013 en el UFC 165.

El luchador dejó el octágono con el cinturón, pero las marcas de duelo eran tan profundas que tuvo que ser llevado al hospital.

Y aquella visita al hospital, según Jones, le valió uno de los momentos más embarazosos de su carrera.

- Tenia que usar el baño, pero tenía las manos muy hinchadas y dolorosas. Me duelen las piernas, las rodillas, todo esta inflamado ... y mi entrenador me miró y dijo : "Jones, este es uno de esos momentos ...", declaró el luchador de Fox Sports, revelando que necesitó una "pequeña ayuda" de su entrenado para limpiarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario