viernes, 20 de julio de 2018

Anderson Silva podría volver a luchar a partir de noviembre

Anderson Silva está libre para volver a pelear a partir del 11 de noviembre. En un anuncio que se realizo esta semana por la USADA, el ex campeón de los pesos medios del UFC aceptó la suspensión con duración de un año.
El tiempo de suspensión comienza a contar  el 10 de noviembre del 2017, fecha en que el peleador fue notificado con un examen positivo. En esta circunstancia, Anderson, con 43 años fue apartado de la pelea que haría con Kelvin Gastelum en el UFC Shangai.

Según lo informó Combate.com en febrero, que en el examen antidopaje que se le realizo al peleador Anderson Silva por uso de testosterona sintética, diurético y agente mascarante, llamadas sustancias estimulantes tiene un resultado totalmente incuestionable.

A continuación parte del documento de la USADA:

"La USADA comunicó el miércoles que Anderson aceptó la suspensión de un año por su segunda infracción del código Antidopaje de la organización tras haber tenido resultado positivo de sustancias prohibidas contenidas en suplementos contaminados.



Silva, con 43 años, es el cuarto luchador en aceptar la sanción prevista en la Política Antidopaje del UFC tras el resultado positivo del examen causado por el uso de suplementos contaminados obtenidos en un laboratorio brasileño. A diferencia de las farmacias comunes, que reciben sus productos de fabricantes comerciales, los laboratorios preparan sus propios medicamentos de acuerdo con las especificaciones contenidas en las prescripciones hechas por escrito. De esta manera, los laboratorios también producen y venden suplementos nutricionales. Incluso con los peleadores del UFC siendo repetidamente advertidos que tales suplementos representan peligro de contaminación, por contener en sus composiciones químicas también prohibidas no registradas en sus etiquetas, como drogas de alto riesgo, el laboratorio que preparó los suplementos de Silva los vendió como una alternativa segura en medicamentos y suplementos para la elaboración de masa muscular, y también demostró utilizar procesos creados específicamente para eliminar la posibilidad de contaminación cruzada.

Anderson Silva, dio positivo para los metabolitos de metiltestosterona 17α-metil-5β-androstan-3α, 17β-diol, 17α-metil-5α-androstan-3α, 17β-diol, y también para hidroclorotiazida, en un examen de orina fuera del tiempo de competición realizado el 26 de octubre del 2017. La metiltestosterona es una sustancia no especificada en la categoría de "agentes anabólicos", mientras que la hidroclorotiazida es una sustancia especificada de la clase de "Diuréticos y Agentes enmascarantes". El uso de ambas sustancias está totalmente prohibido en todo momento por la Política Antidopaje del UFC, que adoptó la lista de sustancias prohibidas por la WADA (Agencia Mundial Antidoping).

Después de la notificación positiva de su examen, Silva entregó a la USADA una muestra abierta del suplemento que él estaba utilizando en ese momento. A pesar de que ninguna sustancia prohibida aparezca en la etiqueta del suplemento, las pruebas realizadas por el laboratorio demostrado por la WADA en Salt Lake City confirmaron la existencia de metiltestosterona e hidroclorotiazida en el producto. Sin embargo, en el transcurso de las investigaciones de los laboratorios brasileños, la USADA enumeró diversos suplementos del mismo laboratorio que preparó el suplemento de Silva. El análisis de estos contenidos por el laboratorio de Salt Lake City reafirmó que estaban contaminados por sustancias prohibidas, incluyendo varios anabólicos y diuréticos.

La Política Antidopaje del UFC, así como el Código Mundial Antidopaje, determinan que si un examen tiene resultado positivo de algún deportista fue causa de un producto contaminado, su suspensión puede ser reducida. En este caso, la duración de la sanción también refleja en el hecho de que es la segunda infracción de Anderson. En la primera, la Comisión Atlética de Nevada decidió mandar una suspensión de un año después de que el peleador fue descubierto por el uso de diferentes sustancias estimulantes. Si ninguna reducción hubiera sido aplicada por haber sido víctima de productos inadecuados, el castigo por una segunda infracción involucrando sustancias no especificadas sería la suspensión con duración de cuatro años.

La suspensión de un año empezó el 10 de noviembre del 2017, fecha en la que se realizó la suspensión. Silva estará apto para volver a competir finalizando su sanción, el 10 de noviembre del 2018".

No hay comentarios:

Publicar un comentario