martes, 31 de julio de 2018

Holloway asegura no tener miedo a los resultados de sus examenes

Max Holloway todavía no tiene una respuesta sobre lo que sucedió con su salud que lo sacó de la pelea contra Brian Ortega, programada para inicios de agosto en el UFC 226. El asegura estar bien. Dana White, presidente del UFC, nos comentó en la última semana que todavía prefiere esperar más tiempo para estar seguro de la salud del campeón de peso pluma. Holloway espera defender su título este año.

"Visite a varios especialistas, pero no pudieron darnos ninguna respuesta sobre lo que sucedió. Pero lo que  ellos saben ahora: es que estoy bien. Voy a luchar de nuevo, pero eso es todo lo que sabemos", dijo el luchador en participar en el programa "MMA Show de Ariel Helwani".


Debido a las incertidumbres acerca de lo que paso con el peleador, los comentarios sobre su estado de salud fueron divulgados en el mundo del MMA. Holloway habló sobre cada una de ellas. En primer lugar, asegura que el problema no fue por el corte de peso por llegar a los 65,8 kg.

"No fue el corte de peso. He llegado al peso más de 20 veces y ustedes estuvieron allí en los cortes de peso duros y en los más fáciles, en los campos de entrenamiento difíciles. Esto no fue una cosa del corte de peso. Fue extraño" -explicó Holloway.

"Cuando estábamos en el centro de atención con los médicos, la palabra accidente cerebrovascular nunca fue mencionado. No lo creía cuando la gente intentaba usar eso. Si fuera un problema de derrame o corazón, como tendría el consentimiento de los médicos en darme de alta del hospital? Nunca tuve miedo de nunca más luchar. Nunca pasó por mi cabeza que no podía luchar de nuevo".

Cuando Holloway fue retirado de la pelea con Ortega, después de apariciones donde hablaba medio extraño y no tenía el mismo movimiento que suele tener, la principal tesis era que habría tenido una conmoción. Algunas personas pensaron que el peleador podría haber sufrido un nocaut durante los entrenamientos. Holloway dijo que le gustaría que esto hubiera ocurrido, ya que sería más fácil identificar el problema, pero negó el hecho.

"Hay rumores de que fui noqueado en los entrenamientos, y me gustaría que fuera verdad para que pudiéramos decir: Mira, eso fue lo que sucedió. Y así podríamos seguir adelante. Eso no sucedió. Tuvimos días difíciles de entrenar, pero no sufrí ninguna conmoción. Yo quería que la respuesta fuera simple. Es por eso que es tan confuso. Sería fácil avanzar si supiéramos lo que sucedió. No sólo para mí, sino para mi madre, mi familia y todo mi equipo".

Holloway, con 26 años, todavía espera los resultado de sus nuevos exámenes y volverá a visitar a los médicos. Hoy, el peleador cumple una suspensión de 30 días sin ningún contacto en los entrenamientos, los cuales son sólo para mantener el acondicionamiento. Sin embargo, a pesar que ha sido un año difícil hasta con tres peleas canceladas, planea tener una carrera larga y pelear por el titulo en el peso pluma.

"No estoy preocupado. Me siento feliz de que no hayan encontrado nada, pero espero que encuentren algo. Esa semana (del UFC 226) no se lo desearía ni a mi peor enemigo. Espero que podamos encontrar algo y compartir con el UFC, para que otro luchador no tenga que pasar por lo que pasé. Fue una semana loca para mí. Continuaremos haciendo pruebas y veremos algunos expertos".
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario